lunes, 11 de mayo de 2015

Buscando aliento para mi alma

Buscando aliento para mi alma
nutriéndome de tu palabra
se me escapan algunas lágrimas,
de la emoción que me provocan
tu inmenso amor y los cuidados
que ella expresa a este corazón.
¡Gracias Señor! gracias que un día
me diste vida, la vida abundante,
ya mi corazón no está reseco
porque has puesto una fuente en el,
que salte para vida eterna
y que otros también  la puedan tener,
cuando contritos y humillados
acudan simplemente a Ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario