miércoles, 31 de diciembre de 2014

Inventario

Un año esta terminando.
Ya sus postreros latidos con ansia nos van diciendo
cristiano… ¿Cómo has vivido?

Has aprovechado el tiempo que mi paso te ha brindado,
o lo has pasado durmiendo, infiel y despreocupado.

Mira un momento al pasado con la atención que merece
y medita… ¿Qué has obrado en el año que termina?

Aprovechando mi paso lo llenaste de victorias?
¿O tal vez son los fracasos los que empañan tu memoria?

Supongo que habrás tenido bellas oportunidades
de hablar entre tus amigos de las gloriosas verdades.

¿Cómo fue tu testimonio…? ¿Fue digno de un Vencedor?
¿O tuvo parte el demonio en hecho y conversación?

Repasa un poco tu vida con calma y tranquilidad,
y ve si ha sido cumplida la Divina Voluntad.

A mis preguntas, responde con verdad en tu interior,
sabiendo que no se esconde ni un detalle ante el Señor.

Después de estas reflexiones que aquí te he recordado
compara las bendiciones con que el Señor te ha llenado.

Pues ante tal experiencia procurad desde hoy usar
mejor, y con mas prudencia, el año que va a iniciar.

Meditad en lo que os digo y tenedlo bien en cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario