domingo, 13 de julio de 2014

Triste es ver tantas almas condenadas

Triste es ver tantas almas condenadas
porque no quieren creer
tantas que creen con otro fundamento
tantas que no oyen porque no se lo permiten
tantas que no oyen porque no hay quien les predique
pero ante tal situación esperanzado estoy
porque aun mora en la tierra el Espíritu de Dios
y hoy quiero decirte a viva voz
cree en Cristo hoy solo en Él hay salvación.