domingo, 2 de marzo de 2014

Plegaria



SEÑOR… Has de mí siempre una niña de alma pura…
de corazón humilde a tu enseñanza..
de limpia boca donde la alabanza
prenda sus flores de sin par alguna…

Has de mí siempre una niña que persiga
la suma de la perfección…que a ti he entregado,
no mire hacia la senda del pecado
ni tras el burlador incauto siga…

Dame tu saber!… dale a mi alma
la blancura sin mancha, de los lirios,
y encuentre por siempre en tus caminos
para mis dudas y angustias, la calma…

Una niña quiero ser… a tu semblanza…
Una niña todo amor… todo dulzura,
para darle al que sufre, tu ternura,
para darle al afligido una esperanza…

SEÑOR!... Has de mí siempre, una niña que comprenda
lo inmenso de tu amor, y humildemente
pregone tu bondad… y que dulcemente
invite al pecador que hasta ti venga.

Anónimo

No hay comentarios:

Publicar un comentario